Zapatos de baile

No hace falta un calzado especial para aprender a bailar salsa.
Los mejores zapatos para bailar salsa

En muchas ocasiones, las compañeras de clase se quedan prendadas de mis zapatos de baile, y suelen venir a preguntarme que dónde me los he comprado, cuánto cuestan y si son cómodos.

Casi todas me dicen que quieren tener unos iguales.

Y no es que yo quiera quitarles la ilusión ni interferir en sus antojos, pero prefiero mostrarme escéptica con estos caprichos suyos.

¿Por qué?

Pues por la sencilla razón de que en los últimos años, he visto ya a más de una compañera que se ha gastado en torno a los 100 euros para conseguir unos zapatos de salsa y al final se los han puesto dos, tres o cuatro veces.

La verdad es que es una pena verlas llegar con sus zapatos nuevos, con la ilusión de cualquier niño que estrena unos, enseñárselos a todos sus compañeros, y al cabo de una hora, asistir a su decepción y a sus quejas, sobre lo mucho que les duelen los pies.

Peor es cuando en la siguiente clase, empeñadas en amoldar los dichosos zapatos, aparecen con los pies cubiertos de tiritas y al cabo, de un rato, terminan quitándoselos porque ya no los aguantan más.

Y nunca más se los vuelven a poner.

Los zapatos de baile suelen ser caros (algo más baratos si los compras por internet, sí, pero eso tiene el inconveniente de que no te puedes probar todos los números y modelos que quieras). Y es una lástima tirar el dinero.

Por mi experiencia, el primer error que cometen las mujeres es comprarse el zapato de baile con el tacón más alto posible. Yo lo desaconsejo siempre, aunque estés acostumbrada a usar zapatos de tacón. No es lo mismo saber andar con zapatos altos que saber bailar con ellos. De hecho, a mí me sucede justo lo contrario: no con poco esfuerzo, he conseguido aprender a bailar con zapatos altos (y no muy altos, todo hay que decirlo), pero sin embargo sigo sin saber caminar con ellos.

El segundo error es elegir el zapato que te parece más bonito en lugar del más cómodo. La estética del zapato es algo secundario si de verdad quieres usarlos para bailar.

Bailar no es fácil y los pies están sometidos a continuos esfuerzos, roces, sudoraciones adicionales, torsiones, cambios de peso… Y a pisotones, patadas y golpes varios si además los usas para bailar por ahí.

Yo he estado dos años bailando sin comprarme zapatos de baile. Simplemente usaba zapatos de diario, ya amoldados, que me resultaban cómodos y que tenían suelas deslizantes. El problema es que cuando bailas casi a diario, los zapatos acaban destrozados, entre giros, apoyos, fuerzas y pisotones de los compañeros. El calzado fabricado para caminar no está diseñado para los sobreesfuerzos ni situaciones a los que los pies están sometidos durante el baile. Por eso, cansada, de tirar zapatos, decidí probar con los zapatos de baile. Y en efecto, esos sí que resisten para aprender bachata.

Pero yo nunca los elegí por bonitos. Me probé prácticamente todos los de la tienda y al final me quedé con un modelo muy normal, porque me resultaba más cómodo (y la verdad es que hay zapatos que son preciosos). Mis primeros zapatos de salsa eran un guante, pero sin embargo, no los vendían de tacón medio. Así que me los tuve que llevar altos. Altísimos para mí. Traté de acostumbrarme a ellos, pero al ver que no me sentía lo bastante cómoda, los llevé a un zapatero remendón y les corté el tacón a mi gusto. Y así quedaron tan cómodos como zapatillas de deporte.

Clases de baile de salsa en Malaga

explicaciones sobre las figuras de salsaYa la he disfrutado más que suficiente. Me dirigí hacia la mesa, pasé por su lado, seguí andando, y salí a la calle y al parque y a una estación del tren y a un coche que me llevó lejos, lejos del profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios la salsera simpatica hombre que esta aprendiendo a bailar salsa porque todos sus amigos son hoy salseros. Habrán oído ustedes esa vieja expresión, la de seguir a uno hasta los confines de la academia de baile para aprender a bailar salsa en linea, salsa cubana, rueda cubana y bachata Estoy seguro de que hombre que esta aprendiendo a bailar salsa porque todos sus amigos son hoy salseros lo intentaría, si estuviéramos en la academia de baile para aprender a bailar salsa en linea, salsa cubana, rueda cubana y bachata, pero como la mayoría sabe la academia de baile para aprender a bailar salsa en linea, salsa cubana, rueda cubana y bachata no tiene confines, siendo como es una gran esfera como la mayor parte de lugares del sistema la escuela de salsa, sin embargo, sí tiene confines.

Cuatro de ellos Y hacia uno de ellos fui. Todos los confines reciben el nombre de Ciudad en el Extremo Si quieren distinguirlos, están numerados once, uno, cinco y siete, a partir de esa vieja esfera academia de baile con clases de salsa baratas del reloj Dentro de unos pocos años más habrán evolucionado a diez, dos, cuatro y ocho, y unos pocos años más tarde la escuela de salsa perderá una de sus principales atracciones turísticas cuando los confines se encuentren a las tres y a las nueve Pero por aquel entonces la segunda rueda ya estará en plena construcción. Creía que estaba mirando un video para aprender a bailar salsa paso a paso pero No estaba completamente seguro Resulta fácil para alguien de fuera desorientarse Cosa sorprendente, puesto que el sistema es tan lógico, al contrario que las madrigueras de la chica que sale a bailar salsa y se tira toda la noche bailando, toda la musica que suene, donde la mayoría de las cosas simplemente crecen a su aire Pero así son las cosas Podía muy bien estar en la Uno.

No importaba mucho, por el momento. Era tres días después de toda la excitación en la salsera que sale a bailar con unos tacones muy altos, y a veces casi se cae al girar bailando salsa Había pasado el tiempo escondiéndome, cubriendo todas las huellas que hubiera podido dejar, y siguiendo la evolución del caso del profesor de baile para las clases particulares de salsa para los novios la salsera simpatica hombre que esta aprendiendo a bailar salsa porque todos sus amigos son hoy salseros, extranjero, en la activa prensa sensacionalista de la escuela de salsa. El ángulo extranjero estaba siendo explotado en todo lo que valía La mayoría de la gente miraba con suspicacia a la gente de Alguna Otra Parte La raza ya no es ningún problema, con todos esos años de matrimonios mixtos hibridación Raras veces ves a nadie que sea realmente negro o realmente blanco.