Salsa dance classes in Malaga, now

Salsa lessons in Malaga
When and where are salsa lessons in Malaga near me.

If you are in Málaga or Costa del Sol learning spanish, a funny thing you can do is learn salsa in spanish too. Learning salsa you are going to meet a lot of persons about your age, and as classes are only in spanish, sure you will learn faster than in other activities. Of course I can translate for you some words or even expressions, but it’s funniest you learn it for yourself.

We dance once in a week two consecutive hours, always in the night.

You don’t have to come with a partner. In our classes usually are same number men/women. Aproximately.

Price is not a problem. 10 euros is the best price you can find.

Easy parking. If you come soon even you can park in the same door.

New groups for elementary levels. Each month we start at least one new group, so you can come practically whe you want.

Shall we dance, now?

Bailar salsa desnudos

Para bailar salsa solo hacen falta ganas de divertirse
Lo que necesitamos para bailar salsa

¿Podemos bailar salsa desnudos?

Por supuesto que sí.

¿Por qué no?

Es toda una experiencia –sobre todo en bachata- hacerlo en la intimidad con algún chico o chica que sea de tu agrado.

Pero, ¿y en público?

Ahora creerás que estoy desvariando y estarás pensando que en qué lugar te van a dejar bailar salsa en pelotas…

Yo me temo que en ningún bar de salsa, la verdad. Aunque seguro que eso no es un problema en otro tipo de “bares” o “clubs”.

No obstante, creo que no es del todo estético bailar salsa desnudos, sobre todo en el caso de la mujer.

En las figuras de salsa, el hombre tira continuamente de nuestros brazos, los levanta, los baja… La idea de unos pechos desplazándose forzados al compás de esos brazos en distintas direcciones o simplemente votando por el continuo “un dos tres-cinco seis siete” típico del ritmo de salsa, no me resulta precisamente bella. Es más: me provoca una incontenible risa, que trato de ir calmando mientras escribo este texto.

Una bachata sin ropa ya es distinto.

Creo que sí podemos bailar una bachata completamente desnudos y que encima resulte bonito, además de pornográfico.

Yo aún no he ido nunca a bailar a un bar de salsa completamente desnuda. Entre otras cosas porque no creo que me dejaran ni acabar una canción. Los responsables del negocio me apartarían de la pista y me cubrirían con ropa. Probablemente luego llamarían a la policía. Y cuando mi madre y las brujas de mis tías se enterasen, me tocaría una buena bronca.

Sí que he ido en alguna ocasión a bailar en ropa interior. Reconozco que he causado bastante revuelo y desconcierto, y he tenido a todo el bar pendiente de mí.

Todavía hay pánfilos que siguen esperando que yo haga mi show. Creen que voy vestida así porque voy a hacer una exhibición de algo o un baile para novios.

Pues mira no, yo que es que me visto así. Diseño exclusivo. Me lo hago todo yo solita.

El show soy yo.

No le des más vueltas.

Escuela de bailes latinos Poligono San Luis

la oferta de clases de salsaSe desprendió de sus zapatos sacándoselos con la punta del otro pie Los oí resonar muy abajo en el tubo Ahora sus pies tenían una mejor tracción: ascendía cuatro centímetros cada vez. Llegó a mi alcance, así que adelanté una mano y golpeé la planta de su pie derecho con el cuchillo de cadena No sólo no se inmutó en lo más mínimo, sino que pateó el cuchillo, perdiendo una parte del pie pero casi arrancándome el cuchillo de la mano Y siguió subiendo. Fue entonces cuando tuve la idea estúpida, arrodillado allí en el borde y observándole subir lentamente por el tubo, una idea impulsada sin duda por el rencor Devolví el cuchillo de cadena a su alojamiento y abrí la hoja picahielos Solté el picahielos de su alojamiento.

Se supone que encajas la hoja en una parte diferente del mango para picar hielo, pero no quería arriesgarme de nuevo a perder mi arma, así que utilicé sólo la hoja Pasé la punta lentamente, muy lentamente, por la planta de su pie. Se sacudió como una caballa en un anzuelo. ¡Pare esto! gritó Fue la primera vez que su voz reflejó una emoción. ¡Oh ho! Pasé ligeramente la punta del picahielos por la otra planta. ¡No vuelva a hacer eso! gruñó. un hombre que va a ir a las clases de salsa de Antonio en Teatinos ¡Tiene cosquillas! Pude sentir la gran sonrisa en mi rostro Incapaz de detenerme, me eché a reír en voz alta Nunca había sentido un tan bendito alivio de la tensión Me incliné hacia abajo y cosquilleé las plantas de sus pies con mis dedos Se sacudió de nuevo y perdió su presa en el tubo, se deslizó más de medio metro hasta donde no podía alcanzarlo. Voy a subir otra vez dijo al cabo de un momento, con voz de nuevo fría y carente de emoción, pero con la furia burbujeando justo debajo de la superficie.

Si vuelve a nacerme de nuevo esto, le daré toda una semana más de musica como la salsa merengue o incluso bachata. ¿No es eso muy generoso por su parte? Lo digo en serio No tiene usted ni idea de cuánto dolor puedo aplicar en esos siete días Me suplicará que lo mate. Pensé que probablemente sí lo haría Empezaría a suplicar tan pronto como se pusiera a trabajar en serio. ¿Quiere decir que si me rindo, conseguiré una salsa rápida? No he dicho eso Empezó a subir de nuevo, centímetro a centímetro Ahora era un poco más difícil, ya que su mutilado pie estaba rezumando sangre y haciendo el conducto resbaladizo Si tan sólo tuviera un cubo de agua jabonosa, pensé. Pero no lo tenía Así que cuando se puso a mi alcance, cosquilleé sus dos pies y volvió a bajar lo que había subido. A eso se le llama tablas mexicanas le dije Al menos creo que era así como se llamaban Me pregunto por qué Usted no puede subir hasta aquí, y yo no puedo marcharme o usted estará arriba en uno o dos minutos. Puedo esperar dijo confiadamente Y probablemente podía Alguien en la sitio para aprender a bailar salsa en Malaga, donde no se pierdan las clases si faltas un dia por el motivo que sea la bailarina de salsa y de bachata que siempre lleva ella su botellin de agua a los bares de salsa para no consumir en ellossa debía de tener algún tipo de poder sobre alguien en el gobierno el salsero que no para de hablar cuando esta bailando salsa o bachata.